incapacidad laboral

DÍA

AUTORA

La incapacidad laboral: qué es, tipos y solicitud de las prestaciones

Como trabajador, es importante que sepas los tipos de incapacidad laboral que pueden darse y la clasificación según la Seguridad Social

En este post, 360 Abogados explica qué es la incapacidad laboral, qué tipos de incapacidad existen y cómo solicitar las correspondientes prestaciones económicas.

Como trabajador, es interesante que conozcas en qué consiste la incapacidad laboral y cuál es su clasificación según su alcance y grado por si en algún momento de tu vida te ocurre cualquier cosa que te impida trabajar con normalidad.

La incapacidad laboral se define como la situación que se da cuando un trabajador no puede realizar las funciones habituales de su trabajo. Esta situación está más relacionada con la imposibilidad de desempeñar el trabajo habitual que con la gravedad y nivel de enfermedad.

Puede originarse debido a:

  • Una enfermedad laboral o común.
  • Un accidente laboral o no.

A la hora de valorarla, necesitarás un abogado especializado en derecho laboral que estudie tanto la gravedad como la evolución de la enfermedad, y cómo esta afecta al trabajo que realizas.

Existen dos tipos de incapacidad según su alcance: incapacidad laboral temporal e incapacidad laboral permanente.

incapacidad laboral
La incapacidad laboral temporal hace referencia a una baja médica que no suele durar más de 12 meses

Incapacidad laboral temporal (IT)

Conocida también como incapacidad laboral transitoria, hace referencia a la baja médica, donde una persona no tiene la capacidad de trabajar durante un tiempo en su puesto de trabajo. Puede deberse a un accidente laboral o no o a una enfermedad común o profesional.

¿Y cuánto dura? Su duración máxima suele ser, por norma general, de 12 meses (el tiempo puede prorrogarse 6 meses más). Si la baja por enfermedad o accidente llega hasta este punto, el Instituto Nacional de la Seguridad Social valora si la incapacidad pasa a ser permanente o se da el alta médica al paciente.

Si la baja resulta ser por enfermedad profesional, el período de observación es de 6 meses, aunque puede alargarse otros 6 más.

Durante todo este tiempo, el contrato del trabajador queda suspendido, pero tiene el derecho a asistencia sanitaria y a una prestación económica que puede llegar hasta el 60% o 75% de la base reguladora en caso de contingencias profesionales, y que explicamos cómo solicitarla más abajo. Se entiende por contingencia profesional a las circunstancias laborales que producen alguna alteración en la salud y que son consideradas accidente de trabajo o enfermedad profesional.

El Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) señala que “la prestación económica por incapacidad temporal trata de cubrir la falta de ingresos que se produce cuando el trabajador, debido a una enfermedad o accidente, está imposibilitado temporalmente para trabajar y precisa de asistencia sanitaria de la Seguridad Social”.

incapacidad laboral
La incapacidad laboral permanente es una situación donde al trabajador le quedan secuelas

Incapacidad laboral permanente (IP)

La incapacidad laboral permanente se refiere a la situación del trabajador que, después de haber estado en un tratamiento médico, le quedan como secuelas una serie de reducciones anatómicas o funcionales graves que le impiden trabajar como antes o anulen su capacidad laboral.

El paciente tiene derecho a una prestación cuya cuantía es variable, en función del grado de incapacidad que presente.  

El Instituto Nacional de la Seguridad Social indica lo siguiente: “Prestación económica que, en su modalidad contributiva, trata de cubrir la pérdida de rentas salariales o profesionales que sufre una persona, cuando estando afectada por un proceso patológico o traumático derivado de una enfermedad o accidente, ve reducida o anulada su capacidad laboral de forma presumiblemente definitiva”.

La Seguridad Social establece distintas incapacidades según los grados de incapacidad laboral del paciente:

  • Incapacidad Permanente Parcial (IPP): las secuelas provocan una disminución en el rendimiento normal, que no es inferior al 33% y que le permite realizar algunas tareas de la profesión. La prestación conlleva el pago de 24 mensualidades de una sola vez.
  • Incapacidad Laboral Permanente Total (IPT): se inhabilita la capacidad total del trabajador en su puesto habitual, pero puede trabajar en otro trabajo. Si el trabajador cumple todos los requisitos, cobrará una prestación de por vida del 55% de la base reguladora además de cobrar el salario de otro trabajo.
  • Incapacidad Permanente Absoluta (IPA): el trabajador queda inhabilitado para cualquier oficio. La prestación se trata de una pensión vitalicia del 100% del salario bruto.
  • Gran Invalidez (GI): es un complemento que se da cuando la persona incapacitada necesita a un cuidador para las tareas diarias y vitales, ya que por sí mismo no puede realizarlas. En esta situación, hay un aumento de la prestación percibida que supone una ayuda económica del 45% del salario mínimo interprofesional (SMI).

Los grados pueden revisarse y cambiar dependiendo de las conclusiones que se saquen tras las revisiones.

Prestación de incapacidad laboral temporal

Consiste en un subsidio económico que cubre la pérdida de rentas durante el período en que el trabajador está de baja médica.

¿Cuándo y dónde se realizan las tramitaciones? Si es desde el principio hasta el cumplimiento de los 365 días de la percepción de la prestación, el Servicio Público de Salud o las Mutuas Colaboradoras con la Seguridad Social y las empresas colaboradoras se encargarán de los partes médicos y de la confirmación de baja y alta. En caso de agotarse los 365 días de la percepción de la prestación, el Instituto Nacional de la Seguridad Social o el Instituto Social de la Marina (ISM) serán, como indica el INSS, “los únicos competentes para reconocer la prórroga, iniciar expediente de Incapacidad Permanente, emitir el alta, emitir una nueva baja médica si se produce en el plazo de 180 días posteriores al alta médica por la misma o similar patología”.

¿Y la duración máxima de la prestación? Si se debe a enfermedad o accidente son 365 días prorrogables por 180 más.

Prestación de incapacidad laboral permanente

Se trata de una prestación que se le da al trabajador cuando, tras haber seguido un tratamiento médico y haya pasado el alta médica, tenga reducciones fisiológicas o funcionales severas que llegan a reducir o anular su capacidad profesional.

¿Cuándo y dónde se realizan las tramitaciones? Pues dependiendo de la situación:

  • Si es de oficio puede haber tres caminos: a iniciativa de la entidad gestora, a petición de la Inspección de Trabajo o por petición del Servicio Público de Salud.
  • A solicitud de las entidades colaboradoras.
  • A petición del interesado.

En los tres casos, durante la fase de instrucción se podrá pedir la documentación personal y médica. Además, el Equipo de valoración de Incapacidades (EVI) redactará un dictamen-propuesta teniendo en cuenta el informe médico y el informe de antecedentes profesionales. Por su parte, los directores provinciales del INSS o del ISM dictarán una resolución expresa donde declararán el grado de incapacidad, la prestación económica y el plazo de revisión.

Para más información, puedes consultar la web del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.

En caso de que sufras algún tipo de incapacidad laboral como incapacidad temporal por accidente de trabajo, incapacidad permanente por accidente laboral o incapacidad permanente por enfermedad común entre otras, nuestros expertos en derecho laboral te ayudarán a proteger tu situación económica. Solo tienes que ponerte en contacto con el equipo de 360 Abogados y ellos se encargarán de todo el proceso.

MÁS
articulos